lunes, 30 de diciembre de 2013

¡¡Conseguido!! 40 Reunión invernal de Arguís en scooter clásico


¡¡Por fin este año SI he ido con la lambretta!! La coincidencia con la edición Nº 40 de la reunión motera más antigua de España y el tener un día más para poder regresar sin arriesgarme a pasar la nochebuena en la carretera, me animó a planteármelo seriamente y planteárselo a mis compañeros de andanzas, por si acaso estaban tan locos de querer acompañarme en semejante empresa.
 Por motivos sobre todo laborales, ya que había que coger el viernes 20 y el lunes 23, solo Fox se encontraba en disposición de acompañarme, pero el gran inconveniente que se planteaba entonces es que nuestro Fox no contaba con una montura acorde a la lambretta.
 Este problema se lo planteamos a nuestro buen amigo Paco, que dispone de una nutrida colección de vehículos clásicos, y nos dijo que no teníamos dicho problema, que disponíamos de su vespa 200 iris para lo que necesitásemos.  
 Con este trecho ya andado en nuestra aventura, empezamos con los preparativos. La vespa necesitaba una revisión, ademas de pasar la consabida ITV, entonces pedimos la furgoneta a Tomas para trasladarla al taller de Luis "el radia" donde él, con la profesionalidad que le caracteriza, se ocuparía de todo.
















Cuando fuimos a recoger la vespa aprovechamos para dar una clase acelerada de conducción, ya que Fox nunca condujo una máquina de estas características, luego tras una buena vuelta por los alrededores y con la lección aprendida iniciaría el regreso a casa.



A mi me quedaba cambiar aceite y bujía, pero una contrariedad de ultima hora a dos días de la salida puso emoción a estos preparativos

Al ir a colocar la nueva bujía noto que la rosca está pasada y que no hay manera de que quede bien apretada

La solución pasa por arreglar la rosca con un helicoil, buscando un tornero que me lo quisiera hacer en tan corto espacio de tiempo, y otra solución sería buscar otra culata, afortunadamente dispongo de otro motor para piezas y la culata se encontraba en buen estado. La cambié en tiempo récord ya que hay que desmontar bastantes elementos hasta poder acceder a ella.

Ya solo restaba otro quebradero de cabeza antes de la salida, como meter en la lambretta el equipaje para los 4 días programados y además comida y bebida para la noche en la hoguera de Arguís.
 Pues eliminado lo superfluo y dejando lo meramente imprescindible conseguí el objetivo.

Otra de las tareas importantes antes de la salida era programar los sofisticados sistemas de navegación con información de la ruta
Por su parte Fox también estuvo haciendo los deberes, todos los días previos se pegaba un buen rulo por la zona para afianzarse a la máquina


Y por supuesto llenando el maletero de lo realmente importante, aceite y manduca, la herramienta la llevaba yo


20-12-2013  8:30am
Así llegó el ansiado momento de la partida. Como salíamos de puntos distintos y para que ninguno hiciese Kms de más, acordamos encontrarnos en Almazán.
Mi ruta pasaba por Jadraque con su castillo coronando la loma

Por su parte Fox pasaría por Siguenza y enlazaría con la CM-101


Debido a un malentendido con el que perdimos una hora, tuvo tiempo de fotografiar la placida vida rural


 Una vez percatado del posible error avanzó hasta Almazán donde tuvimos un encuentro protagonizado por la multitud de improperios que nos dedicamos a costa del maldito malentendido, tras un café de reconciliación salimos raudos hacia nuestra siguiente parada para repostar, 12:15am


Tras 95 Kms y 1h 30´ con un fuerte viento de frente en la zona del Moncayo que nos impedía superar los 50 Km/h, llegamos a Tarazona para repostar y tomarnos un tentenpié  



El próximo destino Ejea de los Caballeros, a pesar de que llevamos el viento a nuestro favor y veíamos velocidades cercanas a los 100Km/h unas obras en la carretera con largos parones nos hacían perder lo ganado. 


Son las 16:10 y a últimos de Diciembre anochece muy pronto, estas motos dan muy poca luz y por esas carreteras...uf.  Repostaje rápido y tras 50 Kms y una hora llegábamos a Ayerbe, lugar donde teníamos programado pasar la noche. ¡¡Primer objetivo conseguido!!

Encontramos alojamiento como se ha hecho toda la vida, preguntando. Nos remitieron al bar Valero, donde nos sorprendieron con unas habitaciones muy amplias, limpias y confortables a un precio más que ajustado. Una vez aseados y con las motos bien aparcadas nos fuimos de turismo rural y gastronómico, y de paso a tomar alguna cervecica, como dicen por allí 



A la mañana siguiente tras desayunar, Valero, nuestro casero y dueño del bar, nos presentaba su moto con la que se acercaría también a Arguis



Una vez cargadas las motos y estando en una animada conversación con unos moteros de la zona, se percatan que el escape de mi lambretta estaba suelto y prácticamente colgando, al parecer debió partirse el soporte con un gran bache que nos sorprendió a pocos Kms de Ayerbe.



En la caja de herramientas llevaba bridas, pero con el calor se queman. Uno de los moteros dijo, lo mejor es alambre, antiguamente se llevaba siempre alambre. Si señor, a partir de ahora prometo llevar alambre con mis herramientas, pero en ese momento no tenía ni un maldito palmo de alambre. No hay problema, dijo uno de ellos, y de dos acelerones estaba de vuelta con con un rollo de alambre y un juego de alicates.

 Reparación rápida, agradecimiento al grupo de buenos moteros de Huesca y salida hacia Murillo de Gallego para hacer las tradicionales fotos con los Mayos de Riglos.


Como el paisaje lo merece, también paramos en el cruce de la carretera de Rasal 





Y en la propia carretera de Rasal-Arguís, donde se podían ver zonas con cencelladas espectaculares, es una pena que en las fotos apenas se aprecien 

 Se perfila el pantano de Arguís entre las montañas, queda muy poco

Antes de llegar decidimos desviarnos para hacernos las también tradicionales fotos en el acceso al tunel de Manzanera  





A la bajada del túnel y debido al deplorable estado del asfalto y al soportado de emergencia con alambre, se soltó el tubo de escape, esta vez de la brida de conexión al silencioso quedando la lambretta a escape libre, podéis imaginaros como fue nuestra entrada en la concentración, ¡¡que ruido hace la jodía para lo poco que anda!! A la llegada tuve que convencer a alguno de no llevaba ninguna preparación especial, que todo era de rigurosa serie y que el bramar del motor se debía a una avería.




Por fin estábamos en Arguís, segundo objetivo y principal, CONSEGUIDO

Nos inscribimos y nos entregaron un bonito pin réplica del de las primeras ediciones, y que solo daban a los que acudíamos en motos de dos tiempos y antiguas, también la chapica del año y una pegatina

En ese momento llegaban Lourdes y Eneko, que tuvieron un agitado viaje desde tierras guipuzcoanas 
También Inma y Pascual con una preciosa benelli sei desde Alicante

Nos tomamos una cervecica rápida y nos dirigimos al restaurante a comer junto con Vicenta y Pablo y otros tantos amigos





Mientras a la explanada de la hoguera seguían llegando moteros 





Tampoco podían faltar en Arguís el grupo de Ejea, Jesús & Company 

Jesús a toda costa quería volver a colocar el escape de la lambretta, a pesar que le insistí que lo haría yo por la mañana 


Muy diferentes de las intenciones de Pascual, que al parecer quería lo contrario 

Llegó la noche y empezaron a formarse los grupos junto a la hoguera








Y así entre saludos y risas con los amigos que vemos de año en año, llegó la hora de poner la cena a las brasas, cabe destacar el buen hacer de Jose Carlos a las parrillas, maestro cocinero, coctelero y a lo que se ponga.



Aquí Jose Carlos elaborando un quemadillo que nos calentaría el cuerpo después de la cena


Impresionante el nivel culinario de este año, estaba todo riquísimo. Gracias por compartirlo 


Los postres también a la altura


Y el vino caliente típico de estas fechas
Después de cenar nos fuimos a tomar café a los bares de la zona




Y así continuó la noche, del bar a la hoguera, de la hoguera al bar, saludando a viejos y nuevos amigos











El frío se iba haciendo evidente, pero al calor de la hoguera se estaba muy bien



  J.J. el chiquitín, gran motero y mejor persona

El cansancio ya podía con nosotros, era hora de irse a dormir. 

Ahí se quedan las máquinas a descansar, al día siguiente les espera una dura jornada



Nos despertamos tarde, hace un día frío pero soleado, ideal para montar en moto

Tenía algo importante que hacer, debía colocar bien el escape para poder regresar sin quedarme sordo ni que me multasen, sería cosa de poco, otro trozo de alambre y la abrazadera bien apretada para que no se volviese a salir



 Tras la ñapa tocaba recoger y la despedida, no podíamos demorarnos más, era tarde y teníamos muchas horas de camino por delante

Salíamos a las 12;00 am y decidimos volver por la autovía hasta Zaragoza, no queríamos volver a pasar por las obras de Ejea, además había muy poco tráfico y se circulaba sin peligro.
 Gracias a que no hacía aire llevábamos una buena velocidad, 80/90 Km/h en llano, a ese ritmo podríamos hacer noche por Almazán. Pero no las teníamos todas con nosotros, pasados 50Kms de Huesca la vespa se paró, yo que iba primero no me dí cuenta hasta unos cuantos Kms después, luego busca un cambio de sentido, en fin cuando llegué Fox ya estaba harto de esperar.
 Revisamos todo lo que se puede revisar y vimos que daba una chispa casi inexistente, comprobamos bien todas las conexiones y poco más podíamos hacer con la herramienta que llevábamos.
 No tenía sentido dar más vueltas, Fox llamó a la asistencia en carretera y cuando confirmaron que no tardarían en llegar, salí disparado autovía adelante, yo tenía que avanzar lo máximo posible antes de que se hiciera de noche.
 Llamé a Fox desde una gasolinera pasado Calatayud y me dijo que ya estaban en la base del race y que le iban a dar un coche de alquiler, bien, si me viene escoltando no hay problema para seguir la ruta de noche

Me alcanzó muy cerca de Medinaceli , y como teníamos planeado me escoltó hasta Guadalajara para que no me chafara ningún camión, continuábamos con paradas a repostar cada aprox. 100Kms


A dos kms de casa se volvió a soltar el escape y fue arrastrando hasta casa, al momento también se fundió la luz larga, la única que me quedaba, pero ya no podía parar a reparar, estaba agarrotado y tan cerca de casa no merecía la pena parar, así que puse la luz de posición y gracias a la iluminación de las farolas y la que aportaba el coche de Fox pude llegar a casa echando chispas pero sin más contratiempos, eran las 20:00

Al final ha sido una gran experiencia que se ha hecho realidad y que tenía en mente desde hace unos años. Nos ha gustado y lo hemos pasado realmente bien, a pesar de los contratiempos del regreso, pero... ¿donde está la aventura si todo sale según lo programado?
Solo me resta decir lo que digo siempre cuando regreso de esta gran concentración ¡¡Que viva Arguís!!



¡¡Ultima hora!! Pasadas las fiestas navideñas y una vez llegó la vespa al taller tras su periplo y estancia por tierras mañas, se puso a  fondo con ella el mecánico de cabecera y rápido encontró la causa de la avería del pobre scooter.
 Un fallo en el rodete de la bomba de aceite (a pesar de sus 28 años ya gozaba de un sistema de engrase separado) hizo que la lubricación en el cilindro fuera escasa o nula, produciéndose por ello una elevada temperatura que llegó incluso a agujerar el pistón como se puede apreciar en las fotos



También a la Lambretta le he podido reparar el escape. Soldadura, pintura y como nuevo. Ya tenemos las máquinas apunto para otra aventura, por que sinceramente ¡¡Le hemos cogido el gusto a viajar despacito!!




 ¡¡Como nuevo!!



10 comentarios:

  1. Una reunion como ninguna otra, ves, con las motos que tenemos ahora no nos quedan anecdotas que contar, lo que habeis hecho vosotros si que es un viaje con MERITO y con anecdotas, OLE por los dos.
    Ahora esperando a Motauros y por supuesto, viva Arguis.

    Un abrazo.
    J.J.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias J.J. Un placer coincidir cada año en Arguis, a ver que locura se nos ocurre para el próximo. Nos vemos en Motauros

      Eliminar
  2. Estupendo reportaje , lleno como bien dices de aventura , esto solo se puede hacer si estas muy motivado, la verdad que hay que tener pelotas para hacer tantos km. en este tipo de motos y sobre todo con la edad que tienen en sus espaldas , yo creo que no hubiera sido capaz de hacer una cosa semejante
    El reportaje lleno de imagenes y bien explicado

    Un saludo valientes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Soy el Soriano,si señor una gran aventura,y una buena gesta,eso solo se hace con motos pekeñas,tambien yo estube un año y medio con la Honda Varadero 125,antes de sacar el A,alla por el año 2007,no se me ponia nada por delante iba 1 vez al mes por ahi,durante año y medio,Pinsoro,Tarazona,Calatayud,Peñafiel,Tordesillas,Aranda de Duero,Juarros del Voltoya,etc,etc.Tambien me pasaron mis batallitas,como kedarme sin gasolina,y tal,y tal ya ke esa moto no lleva indicador y es una putada.Bueno para Pinguinos kiero ir con la moto de 49 ke tengo,una Aprilia SR modelo Valerossi,ke tiene 16 años,la estoy preparando,a ver como viene el tiempo y demas.No se me han dicho ke es una locura y peligroso,pues voy a ir a 60 o por ahi.Ya veremos a ver ke hago a ultima hora,tengo unos 220 km,tampoco lo veo complicado.Ya vere a ultima hora si lo hago o no.....

      Eliminar
    2. Elperronegro muchas gracias. Si que lo harías, antiguamente se viajaba así, solo hay que decidirlo, engañar a un amigo y sin pensarlo mucho arrancar y tener paciencia, mucha paciencia.
      Un saludo

      Eliminar
  3. Gracias Fernando (Soriano) Si quieres puedes, un buen chaleco reflectante y "pa lante", es muy gratificante realizar una aventurilla de este tipo.

    ResponderEliminar
  4. BRAVO ZULÚ!!
    Sin ninguna duda, estáis hechos de otra pasta.

    Un abrazo fortísimo

    Manuel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Manuel, a ver si hacemos otra salida de esas mañaneras, pero cuando se pasen las heladas ;-)

      Eliminar
  5. Gracias a tod@s por vuestros comentarios de ánimo, pero como dice Cali, lo importante es no viajar solo y engañar a un amigo para que te acompañe, eso sí, que esté como tú, igualito que una chota... y yo lo estoy y además soy el único que le sigue en sus locuras y le aguanta... ¡Qué sería de él sin mi!... Jejejeeeeeee

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad que si, te mereces venir a motauros el fin de semana que viene. ;-)

      Eliminar